LA SOMBRA EN EL INTERIOR (THE SHADOW WITHIN)

CAPÍTULO POR CAPÍTULO

Noviembre 2256 (p. 1)

Capítulo 1 (p. 3) En Ginebra, Anna Sheridan está examinando su especimen estrella de su última expedición, un objeto al que ella llama "el ratón" debido a su tamaño y forma. Cuando lo sujeta con la mano, se da cuenta de que está vivo, pues la superficie gris jaspeada empieza a cambiar. Visualiza como su corazón palpita, pues sus neuronas arden en perfecta armonía. Es la máquina. Ella ama a la máquina.

Sobresaltada, deja caer el ratón. El movimiento de las cenefas de su superficie se detiene. Anna se da cuenta de que ha estado recibiendo los pensamientos del ratón, y éstos casi la han llegado a dominar. Informa del incidente al Dr Chang. Creen que el dispositivo se controla telepáticamente. Tal vez un telépata pueda controlar esta cosa. El Dr Chang dice le dice a Anna que si le pidiera permiso para traer a un telépata, tendría que denegarle la petición. Además le comenta que necesita un informe diario sobre sus progresos, y vendrá a por ellos a las cinco. Cuando se va, Anna ya se ha puesto a buscar en las listas de telépatas comerciales.

Capítulo 2 (p. 16) El telépata comercial Terrence Hilliard llega a las tres, y Anna le explica la situación. Deciden intentar activar el dispositivo a distancia en primer lugar; el ratón está dentro de un isolaboratorio, después lo harán con el dispositivo fuera; si eso no funciona, entonces intentarán el contacto físico. Hilliard empieza, pero de inmediato las cosas empiezan a ir mal. El ratón se sobrecalienta y explota literalmente, y Hilliard se ha quedado catatónico. pero continúa diciendo una y otra vez "yo soy la máquina".

En el hospital, una psico agente, una mujer llamada Donne, viene con una orden para transferir a Hilliard a las instalaciones del Cuerpo Psíquico y para interrogar a Anna. Después el Dr Chang le dice a Anna que se vaya a sus vacaciones planeadas.

Capítulo 3 (p. 27) Anna se encuentra con Liz Sheridan para cenar. Liz ha traído un regalo de aniversario.

John Sheridan está gritándole al Teniente Spano, su oficial de armas. John acaba de tomar el mando del Agamenón, cuyo anterior Comandante, el Capitán Best, había estropeado totalmente a su tripulación favoreciendo a los negligentes y dejando atrás a los competentes. En unas pocas horas tendrían que enfrentarse a una inspección ante al General. Después de eso Sheridan podrá irse de permiso, y está deseando encontrarse con su mujer Anna.

Capítulo 4 (p. 37) Anna entra en el Hotel Imperial en la Estación Prime, que orbita sobre Centauri Primero. Recibe una llamada de John. El Agamenón acaba de embarcar en la estación, y se reunirá con ella tan pronto como la inspección sorpresa haya terminado.

Inmediatamente después Anna recibe una llamada de Chang. IPX ha recibido datos de una sonda que tienen en un mundo de los confines, Alfa Omega 3; esa sonda muestra los restos de una civilización muy antigua. Y los datos indican que este podría ser el mundo de los creadores de su ratón. Chang le ofrece a Anna el puesto de segundo al mando, bajo sus órdenes. La expedición saldrá en diez días, y saldrá desde Estación Prime. Anna salta de alegría ante eso.

El Agamenón no pasa la inspección. Se suspenden los permisos y John ordena un régimen de ejercicios repetitivos y de entrenamiento constante. Después llama a Anna para comunicarle las malas noticias.

Capítulo 5 (p. 51) Anna pasa un rato jugando con la cama centauri y los sistemas del baño, después recibe los datos de la expedición y la revisa. Esta expedición obviamente había sido planeada durante mucho tiempo y tiene un equipo del que ninguna otra ha dispuesto. La psico agente Donne está en plantilla. Una persona de la plantilla, un arqueo-lingüista de la División de Nuevas Tecnologías de las Fuerzas Terrestres, reside actualmente en Estación Prime. Anna va a encontrarse con él. El hombre, un Dr Morden, no sabe por qué le han puesto en esta misión, pero está encantado de tener el trabajo. El pasado mayo, su mujer y su hija murieron en el atentado terrorista a la puerta de salto de Io, y desde entonces no ha levantado cabeza. Morden lleva una "piedra del amor de Anfran" como recuerdo de su mujer.

John ha organizado otro ejercicio, y la sección de armas está haciendo un papel muy malo. Se ve obligado a relevar al Teniente Spano por insubordinación, y confinarle a sus habitaciones. Intenta llegar a la raíz del problema con el Teniente Ross, el jefe de sección. Ross está a punto de atacar a John cuando el General Lochschmanan entra. Para empeorar las cosas, el Comandante Corchoran pasa una llamada a John de su mujer Anna --y eso es una violación del procedimiento durante una alerta de batalla--. John se ha quedado también algo triste porque se despidió de su mujer sin decirle "te quiero".

Capítulo 6 (p. 71) Cuando el Dr Chang llega a Estación Primer, Anna se reúne con él a bordo del Icarus. Chang halaga el progreso que ella y el Capitán Hidalgo han hecho en la preparación de la nave. Chang y Anna hablan de los dos arqueólogos que IPX ha asignado a esta expedición, y a los que no conocen de otras expediciones. Creen que IPX les ha puesto allí para vigilarles. Anna dice que Donne es una mala noticia, pero el Dr Morden parece ser una buena adquisición.

Tienen una reunión informativa sobre la misión a bordo del Icarus. Chang muestra un video del paisaje del planeta, en el que se observan unos pilares con runas y un objeto en forma de huevo, del tamaño de unan casa. Este último objeto, según indica la sonda, muestra signos de vida y un ARN similar al del "ratón" de Anna.

Después de una reunión, Anna ofrece a Done la bienvenida al equipo, pero Donne dice directamente que ella no forma parte de su equipo. Ella está allí para asegurarse de que la expedición no libere algo que convierta la mente de los telépatas en gelatina. Morden invita a Anna a cenar.

Ross, Spano y Watley están en la oficina de John. John les ofrece una oportunidad para cambiar o irse. Les da la oportunidad de pedir un traslado, sin hacerles preguntas, pero si se quedan, tendrán que realizar lo que se espere de ellos. Necesita sus respuestas antes de que la nave despegue.

Diciembre 2256 (p. 85)

Capítulo 7 (p. 87) 3 de diciembre, su aniversario, Anna intenta llamar a John cuando el Icarus empieza su viaje de dos meses a los confines, pero no hay suerte.

Done le pregunta a Anna que realice un experimento. Saca un fragmento del ratón, que tiene en una caja de plomo, y le pide a Anna que intente establecer contacto con él. Resulta que lo consigue, incluso a un nivel más bajo que con el ratón entero. Donne sigue considerando esto algo peligroso.

Morden informa que ha conseguido algunas traducciones de las runas gracias a los videos de las sondas. Una inscripción dice "cada luz proyecta una sombra" y en otra "lo que se desea" o " todo lo que se desea".

John está soñando con Anna y entonces una llamada del General Lochschmanan le despierta. Necesita que tenga preparado el Agamenón lo antes posible, ya que le van a envair a una misión en tres o cuatro semanas para interceptar una nave de la Guardia Planetaria que va a intentar hacer estallar Babylon 5 en su ceremonia de inauguración. Será una misión suicida, utilizando explosivos nucleares para destruír la nave, la estación, y cualquier cosa que esté en las proximidades.

Capítulo 8 (p. 98) El Icarus está ahora lo suficientemente cerca de su destino como para que el equipo pueda controlar la sonda manualmente. Anna controla ahora el módulo. Anna traslada la sonda hasta una cueva. Sólo puede avanzar una corta distancia sin perder esa sonda. Escanea con infrarrojos, y detecta una pequeña fuente de calor. Entonces decide excavar para encontrarla. Desentierra un par de carcasas de ratón. Sus lecturas muestran que hay dos ratones vivos dentro. El equipo decide que este hallazgo hay que celebrarlo. Anna sale del módulo de control con el cuerpo dolorido. Ha estado ocho horas dentro, y se da cuenta de que se había mezclado con la máquina, ella era la máquina y la máquina era el universo.

La nave de John acaba de fallar en otra prueba, un simulacro de batalla contra el Hiperion, una nave inferior al Agamenón. Cuando alcanzaron el sistema de blanco automático de su nave, pasó demasiado tiempo hasta pasar a manual, y uno de los oficiales de tiro, el Teniente Ross, nunca abrió fuego. Después de tragarse una colosal bronca del General, John intenta llamar a Ross, pero éste ha desaparecido. Se lo encuentran encerrado en sus habitaciones, sosteniendo una PPG contra sí mismo. John entra solo y habla con Ross para disuadirle de lo que va a hacer. Ross se ha enfrentado a su fracaso en la Batalla de la Linea, en la que disparó accidentalmente a ciegas a una Starfury que intentaba realizar un aterrizaje de emergencia; la explosión que eso provocó les dejó sin arma (era la única de la nave que le funcionaba) y además se estropearon los motores de salto y murieron treinta y cuatro miembros de la tripulación. El Capitán Best intentó abandonar la batalla --un acto de traición--, de modo que ambos oficiales --Best y Ross-- decidieron encubrirse el uno al otro.

John le dice a Ross que debe servir a las Fuerzas Terrestres por los treinta y cuatro que no podrán hacerlo debido a lo que él hizo. Sheridan le da una última oportunidad para que sirva con honor. Ross entonces se serena y acepta ser el oficial que debe ser.

Capítulo 9 (p. 119) Anna está de nuevo en el módulo de control de la sonda, pero la sonda no responde. Por lo visto se ha perdido el control orbital mientras el Dr Chang tenía el control manual. Y lo que es peor, el informe de la sonda del día anterior no está. Chang dice que no ha utilizado la sonda. Alguien debe haber averiguado su código de acceso, pero ¿quién sabría como borrar los registros de la sonda, si ni el mismo Chang sabía cómo se hace? Chang dice que el hallazgo es demasiado importante, no pueden confiar en nadie ni explicarle a nadie que la pérdida de la sonda y los datos no ha sido sólo un accidente. Chang le da a Anna su PPG y le dice que se buscará otra para él.

Enero 2257 (p. 127)

Capítulo 10 (p. 129) John está escribiendo una carta de felicitación de Fin de Año a Anna, y ella le está escribiendo una a él. El mensaje de Anna no se envía, pues las comunicaciones están desconectadas. A Chang le pasa lo mismo con el que él ha enviado, y Anna lo lee con el código de acceso de él. Chang ha intentado informar a su jefe de que el Capitán y la psico agente tienen un trato para hacer contrabando de artefactos al Cuerpo Psíquico, también informa de que no se han detectado señales de la nave biomecánica a la que han seguido desde Marte. Anna se da cuenta de que incluso Chang le ha estado ocultando información.

Informa del corte de comunicaciones a Chang. Él no se sorprende. Anna se da cuenta de que el Capitán Hidalgo interceptó el mensaje de Chang y "provocó" el corte, y que Chang lo sabe y además sabe que no puede hacer nada al respecto.

Anna visita a Morden y le da un regalo --le ha cogido su piedra del amor de Anfran y con ella le ha hecho un colgante--. Su reacción es inesperada: Morden se hunde, se da cuenta de que no lo ha echado de menos, no ha pensado en su mujer durante más de 24 horas. Cuando Morden se recompone, Anna le pide que le hable sobre Marte.

Capítulo 11 (p. 142) John se siente satisfecho. Su nave por fin ha logrado pasar la inspección. Ross ha vuelto al redil, y Watley ha sido trasladado. Spano, sin embargo, sigue siendo un problema que espera resuelva Ross. El General le comunica a John cuales son las órdenes de su próxima misión.

Kosh se dirige a Z'ha'dum para observar. Llama a Delenn y le ordena que detenga a los humanos que van hacia allí.

La expedición ha llegado a su destino, y se han dividido en dos grupos. Uno de los equipos se han llevado dos vehículos hasta el "huevo", mientras que el otro --el equipo de Anna-- se lleva dos vehículos hasta la cueva que ella había investigado desde la distancia. En la cueva encuentran que los "ratones" que ella había desenterrado han desaparecido, y también ha desaparecido la sonda. Quien quiera que se los haya llevado, antes de eso los desconectó. Anna espera que Donne esté detrás de esta desaparición, en cuyo caso los ratones por lo menos los podrían recuperar.

Averiguan que sus comunicaciones se cortan después de entrar treinta y seis pies en la cueva, pero antes de eso pueden hablar unos con otros si permanecen juntos. Anna, Morden, Razor y Favorito siguen avanzando en la cueva tras informar de sus intenciones a los otros. Encuentran el cadáver desecado de una pequeña criatura, una cosa de aspecto circular de un pie de ancho y dos pulgadas de grosor. Este artefacto parece contener dos criaturas diferentes unidas, una dentro de la otra, la de dentro es claramente un animal, la otra parece una criatura biomecánica. Dada su similiturd con el ratón, especulan que podría tratarse de una relación simbiótica o parasitaria, en la que ambas criaturas se comunicarían telepáticamente.

Continúan su avance y se encuentran con una esfera de ocho de ocho pies de tamaño, negra y brillante. Anna intenta tocarla, y su mano la traspasa, pero sigue siendo visible. Ella ve, o siente, movimiento en el interior de la esfera, y un conjunto de luces se mueve hacia ella desde el interior de la esfera, transformándose en ojos. Anna se da la vuelta, coge a los demás que la acompañan, y sale corriendo.

Capítulo 12 (p. 165) Delenn ha consultado con el Consejo Gris (ella está en Minbar) y ha obtenido permiso para contactar con los humanos a petición de Kosh. Llama al Comandante Sinclair en Babylon 5 y tan sólo le dice que tienen que hacer volver al Icarus inmediatamente, ya que supone un peligro no sólo para la tripulación. Sinclair le dice que hará lo que pueda.

El tiempo ha empeorado en el momento en que el grupo de Anna llega hasta el vehículo, y el resto del equipo se ha refugiado dentro. La comunicación con el otro equipo no funciona. Anna ordena a sus dos vehículos que vayan al asentamiento de Chang. Cuando llegan, ven que el huevo ya no está. Siguen sin poder contactar con el otro equipo, y no hay signos de vida en sus escáners. Pero sí detectan una comunicación. Envían a dos hombres para que vayan a buscar a los otros dos vehículos, y los demás se dedican a rastrear la comunicación y se encuentran con Chang. No tiene puesto el casco y le han matado de un disparo de PPG en el pecho. Anna ve que la PPG de Chang sigue en su bolsillo, sin usar. Se la da a Morden. Empiezan entonces a buscar rastros del resto del equipo de Chang, y encuentran una gran grieta en el lugar donde había estado el huevo. La grieta mide dos pies de ancho como mucho, y sólo diez pies de profundidad.

Morden le dice a Anna: "vas a tener que vigilar tu retaguardia. Ahora tú estás al mando"

Capítulo 13 (p. 177) Sinclair está haciendo malabares con cien crisis a la vez. Ahora Garibaldi está en su oficina, contándole que encontrará a cierta persona que se cree que está en Marrón 3 en una hora. Sinclair llama a la consejera científica del Presidente Santiago, una tal Dra LeBlanc. Sinclair intenta convencerla de que cree a Delenn cuando ésta afirma que hay peligro, el que Delenn no sea demasiado explícita eso no significa que no diga la verdad.

John observa como los sensores del Agamenón detectan la reunión de la nave de la Guardia Planetaria con los narns. Se separan, y la nave de la Guardia Planetaria se dirige hacia la puerta de salto, desde donde pueden saltar a Babylon 5. John está preocupado, ya que la firma de la nave es la de una nave de las Fuerzas Terrestres. Se acercan a la nave, y cuando John ordena alerta de batalla, Ross informa de que las naves no funcionan y que el Capitán debería bajar inmediatamente. Cuando llega John, se encuentra allí con Ross solo, pues ha ordenado que los demás salgan. Ross le enseña que alguien ha saboteado los espejos láser, y el único sistema que hubiera detectado este hecho también ha sido saboteado. Ross dice que tan sólo los oficiales de armas saben como hacer eso. Sospecha de Watley y Spano. John ordena a Ross que se ponga el traje espacial y repare los espejos. Necesitan estar listos antes de que la nave de la Guardia Planetaria llegue hasta la puerta de salto a la que se dirigen.

A bordo del Icarus, Hidalgo informa de que el sistema de comunicación ha sido "reparado", pero la tormenta les impide enviar mensajes. Algunos quieren despegar con la nave y llamar a casa desde el espacio, pero Anna no lo permite. A los cuarenta y cinco miembros de la nave les quedan sólo diez horas de aire y quiere buscarles hasta que se agote la esperanza. Ordena que todos los miembros de la nave se dividan en tres grupos de búsqueda . Después Anna escribe un mensaje para IPX que intentarán enviar, y después se va a registrar las habitaciones de Donne y encuentra una "colección" de partes del cuerpo: un dedo, una nariz, una oreja, un mechón de pelo, y más. Es evidente que ella es una asesina a la que le gusta llevarse trofeos. Anna se acuerda de que la cabeza de Chang tenía un mechón de pelo cortado, de modo que Donne le ha cogido un mechón de su pelo, y eso explicaría que le quitara el casco.

Anna habla de sus hallazgos con Morden, y él le dice algo que ella no sabía. Cuando Hilliard hubo activado el ratón, él no fue el único al que afecto. Todos los telépatas hasta el nivel P5 que había en una distancia de hasta tres millas del lugar, sufrieron el mismo destino. No es de extrañar que el Cuerpo Psíquico estuviera tan preocupado porque el control de esta tecnología se les escapara.

Razor informa que no ha podido contactar con la estación orbital. Al igual que la sonda, el ratón, y el huevo, simplemente ha desaparecido. Ha intentado enviar el mensaje directamente a la Tierra, pero no cree que el mensaje llegue.

Se preparan para salir de la nave.

Capítulo 14 (p. 198) Garibaldi ha arrestado al hombre al que había estado buscando, pero tiene un problema con la cohartada de ese hombre. Sinclair le interrumpe, le dice que está seguro de que controla la situación. LeBlanc llama para informar a Sinclair que el Gobierno de la Tierra no piensa hacer volver al Icarus si no les dan más información del porqué deben hacerlo. Sinclair llama a Delenn diciendo que lo lamenta. Cuando le dice que no tienen contacto con el Icarus, Delenn le responde que ya es tarde entonces. Delenn le advierte a Sinclair que no deben enviar más naves allí, o los Minbari lo considerarán un acto de guerra.

En el Agamenón, uno de los miembros de artillería no ha informado del problema, como se le había ordenado, es el Teniente Spano. Le han encontrado en el gimnasio. Afirma que creyó estúpido malgastar el tiempo sentado en el salón de oficiales cuando podía aprovechar para entrenar. Al ser acusado de sabotaje, él afirma que no tenía conocimiento de lo ocurrido. No realizó el diagnóstico del sistema ni al principio ni al final de su turno, así que si el sabotaje ocurrió antes o durante ese tiempo, él no lo descubrió. John le dice que es posible que sea responsable de la muerte de un cuarto de millón de personas, si la nave de la Guardia Planetaria llega a la puerta de salto. Después de eso, Sheridan manda a Spano al calabozo.

Anna y Morden lideran un grupo de treinta técnicos que se dirige a la cueva. Cuando la cueva se divide en tres pasillos distintos, Anna divide a sus técnicos en dos grupos, y los envían por dos de esos conductos. Después, ella y Morden toman el tercer pasillo. Anna quiere comunicarse con el alienígena. En el lugar donde había estado el alienígena ven que el pasillo cambia. Ve a Morden sacar su PPG, y le empuja. La pistola se dispara, y una roca les tira al suelo. Anna se levanta y ve a Morden tirado sobre una pared, con la mano quemada por la explosión de la PPG. Morden se pone la pistola en su mano izquierda, Anna entonces ve algo al final del pasillo y oye la voz de Donne. "Él ha destruído la sonda" dice.

Capítulo 15 (p. 216) Ross informa a John que el daño es más severo de lo que pensaba. Si existe alguna oportunidad para detener a la Guardia Planetaria, necesita que todos los oficiales de armas estén en sus puestos. Mientras considera la posibilidad de liberar a los sospechosos, que él cree que son inocentes, le llaman de los calabozos para decirle que Spano quiere hablar con él. Spano pregunta si el Capitán ha considerado que hay otros miembros del personal que habían sido oficiales de armas en el pasado, y le aconseja que se fije en el Comandante Corchoran. John ve que la hoja de servicio de Corchoran en efecto indica que tiene esa experiencia, pero sin embargo el informe que le había pedido a Corchoran sobre eso ha desaparecido. Llama a Corchoran y le ordena que le dé otra copia del informe, y después libera a los tenientes para que ayuden a Ross. Cuando ve que el informe que ha pedido no llega en diez minutos, emite una orden de detención de Corchoran.

Anna establece una tregua temporal con Donne. Donne le explica que ha encontrado la sonda y los ratones en el lugar donde Morden los ha tirado. Después le explica lo ocurrido al equipo de Chang. Todos menos ella y Chang habían sido empujados telepáticamente dentro del "huevo" y después cuando alcanzó a Chang y le arrastró hacia él físicamente, le disparó y el huevo le soltó. Donne cree que el huevo no podía leer a través de su bloqueo mental. Cuando el huevo se hundió en la grieta, se llevó consigo a todos los hombres de su equipo.

Antes de encontrarse con Anna y Morden, Donne ha averiguado donde están los demás, y como la roca ha bloqueado la salida de la cueva, Donne les lleva en la otra dirección, al interior de la cueva.

Capítulo 16 (p. 231) Veinte minutos antes de que la nave de la Guardia Planetaria llegue a la puerta de salto, John sitúa su nave frente a la puerta. Ross informa de que las armas vuelven a funcionar. John envía a Ross al sistema manual de armas, porque los sistemas automáticos no pueden apuntar a una nave de las Fuerzas Terrestres. Sheridan reta a la nave de la Guardia Planetaria, y al no recibir ninguna respuesta, da la orden de disparar. No hay respuesta, y entonces escucha a Corchoran ordenando a Ross a punta de pistola que se quede quieto. Sólo faltan dos minutos hasta que haya una colisión.

Donne se lleva a Anna y a Morden hasta una zona donde pueden observar la parte inferior de una cámara. Unos humanoides grises se llevan a los hombres inconscientes que hay dentro del huevo, y les colocan unas piezas mecánicas en la cabeza, y después los ponen en suspensión criogénica en unos tubos. Donne le pregunta a Anna qué están haciendo. Anna lo entiende ahora. Los alienígenas están utilizando a seres humanos como parte de su tecnología biomecánica. Y ahora Donne tiene lo que quiere: la espuesta a la amenaza alienígena.

Churlstein, uno de los arqueólogos, aparecen frente a ellos. Afirma haber escapado. Después les apunta con una PPG. Cuando se acercó a Anna le quitó la pistola del bolsillo. Él les dice: "no hace falta escapar. Todos saben que estáis aquí".

Capítulo 17 (p. 240) Con sólo un minuto de tiempo, John ha lanzado los cazas, ha evacuado las secciones expuestas de la nave, y ha sellado las puertas. Spano logra desarmar a Corchoran, y Ross dispara al enemigo. La explosión nuclear destruye una nave y causa graves daños a la otra. John llama al General Lochschmanan y le informa de la situación, y también le recomienda una mención para Ross y Spano. La nave puede maniobrar, así que el General les ordena ir a Babylon 5, donde el Agamenón servirá de guardia de honor durante la ceremonia de inauguración, y también para ser reparada.

En la cueva, Churlstein explica que los nativos del planeta les dan la opción de elegir: pueden servirles voluntariamente y recibir como pago "todo lo que deseen", o servirles involuntariamente como aquellos que han visto en los tubos criogénicos. Donne le dispara, y después dispara al techo del vestíbulo, intenta matarlos a todos con las rocas que caen. Pero aunque Anna y Morden resultan heridos, la única que muere es Donne.

Cuando las Sombras empiezan a rodearles, Anna coge uno de los ratones que llevaba Donne y le dice a Morden que necesitan activarlo; Anna espera que explote y les mate. El ratón se introduce lo suficiente en su mente el tiempo suficiente para mostrarles una imagen de la mujer y la hija de Morden, chillando sin parar mientras su nave, rota por la mitad, se halla atrapada para siempre en un agujero de gusano. Morden grita y les dice a las Sombras que les servirá voluntariamente si terminan con el sufrimiento de su mujer y su hija. Después ven la imagen de una nave Sombra destruyendo la nave destrozada.

Morden ha elegido, y Anna hace la suya.

Capítulo 18 (p. 254) Kosh observa desde el espacio. Sólo él oye el último mensaje de Anna. Ve como el Icarus se eleva desde Z'ha'dum y envía su mensaje de socorro falso antes de explotar. Kosh se vuelve a Babylon 5.

Sinclair ha recibido un mensaje en el que el Embajador Kosh le comunica que no llegará a tiempo para la ceremonia de inauguración. La Embajadora Delenn ha llegado justo a tiempo, y dejando aparte algunos asuntos sin terminar con ella, todas las crisis de Sinclair se han solucionado por el momento. Escolta al Presidente Santiago y a la Primera Dama desde la zona de recepción.

A bordo del Agamenón, la tripulación observa la emisión de la ceremonia. Ross y Spano han sido invitados a la cubierta de mando. Cuando el Presidente finaliza su discurso, llega una comunicación para John a través del Canal Oro. Por la cara del General Lochschmanan le indica que no se trata de nada bueno. El general ha llamado para informar a John de un terrible accidente.

En Z'ha'dum, Anna aprende la alegría de servir a la máquina, de ser la máquina.

FIN