EL FIN DE LOS TECNOMAGOS 1: PROYECTANDO SOMBRAS

CAPÍTULO POR CAPÍTULO

¿QUIÉN ERES?

"Muchos hombres se han visto a sí mismos primero en sueños"

Noviembre 2258 (p.1)

Capítulo 1 (p. 3) Anna y seis naves hermanas están realizando una misión de entrenamiento, están atacando a un blanco de pruebas, una luna desierta.

Kosh toma posición cerca del planeta Soom, desde allí podrá observar la asamblea de los fabulistas (=tecnomagos). El universo se está preparando para una gran guerra, y el poder que tienen los fabulistas puede hacer que ellos sean el eje sobre el que gire la guerra. Tendrán que elegir pronto, y morirán si eligen mal.

El aprendiz de tecnomago Galen está en una sesión de entrenamiento, y está cometiendo bastantes errores. Su maestro, Elric está decepcionado, ya que en dos días Galen tiene que graduarse y pasará del periodo de crisálida a ser un verdadero tecnomago, y a partir de entonces deberá enfrentarse a sus propios errores por sí solo. Pero los mayores problemas de Galen son sus "presentaciones" --los efectos que sus hechizos tienen sobre su público-- y la falta de originalidad. También necesita trabajar en las respuestas que da a la pregunta "¿Por qué eres teconomago?", una pregunta que todos los iniciados tienen que responder.

Después, Galen y Elric siguen trabajando en la preparación de la convocatoria trianual, que Elric, uno de los miembros del Círculo, va a presentar esta vez. El amigo de Galen, Fa, un niño de Soom, ha venido para preguntarle al honorable El si puede ayudarle a solucionar la disputa entre dos granjeros. Galen observa que Elric muestra sabiduría y buen uso de sus poderes para solucionar la crisis. Cuando vuelven a casa, los magos empiezan a llegar con una lluvia de ángeles, dragones y estrellas fugaces.

Capítulo 2 (p. 25) Elric y Galen reciben a los magos que llegan. Entre ellos se hallan: Kell, el líder del Círculo gracias a ser de la línea de Wierden, y sus aprendices Elizar y Razeel; Ing-Radi, miembro del Círculo y afamado curandero; Herazade, miembro del Círculo y su aprendiz Federico; Blaylock, miembro del Círculo, y su aprendiz Gowen; Djadjamonkh; Maskelyne; Circe; y los Grimlis Cinéticos (que construyen las naves de los magos). Un humano interrumpe a Elric, afirmando ser el enviado del Rook de Tain (el "Grajo" de Tain). El humano trae consigo varias cajas con aves vivas. Su nombre es Morden.

Después Elric saluda a Alwyn, un amigo especial de Elric y de los padres de Galen (que murieron en un accidente con su nave) y su aprendiz Carvin, y finalmente Burell y su aprendiz Isabelle.

Más tarde en su habitación, Galen se enfrenta a su problema principal. Ha traducido muchos hechizos a su propio lenguaje de hechizos, compuesto de ecuaciones, y se percata de que muchos de ellos puede colocarlos en progresión. Sin embargo casi todos tienen por lo menos dos términos o partes. No sabe qué haría un hechizo que tiene sólo una parte, y piensa intentarlo al día siguiente durante los ejercicios.

Capítulo 3 (p. 48) Galen se ha quedado dormido. Se pone su crisálida y se apresura hacia la sala de entrenamiento. Carvin es el primero en comenzar, y hace equilibrios con zapatos de verdad y con conjuros. Federico empieza con un truco de plataformas voladoras, y Galen sale para ver qué más está ocurriendo. Se encuentra con Elizar y éste le comenta que el Círculo les oculta secretos a los magos y además le dice que se prepara una amenaza.

Vuelven a la sala de entrenamiento, y Galen empieza a estudiar el escudo que protege los alrededores cuando los aprendices están haciendo conjuros. Entonces se da cuenta de que es otro aprendiz el que lo genera, y de ese modo se encuentra por primera vez a Isabelle. El comportamiento de Galen es algo extraño, y es que Galen tiene problemas para tratar con la gente. Sobre el escenario, Elizar está haciendo su conjuro: saca púas de su boca y las dispara contra el escudo. Isabelle realiza la prueba, y consigue mantener su escudo durante más tiempo que Elizar logra mantener el ataque. Kell los felicita a ambos por la buena lucha que han realizado.

Es el turno de Galen, y tras algunas pruebas preliminares, empieza a lanzar su hechizo de un sólo término, sin saber cuáles van a ser las consecuencias. Se forma entonces una extraña distorsión espacio-tiempo y la cosa se pone fea, es peligroso. Elric decide anular el hechizo de Galen. Todos los magos de la sala miran fijamente a Galen.

Capítulo 4 (p. 68) Elric lleva a Galen de vuelta a casa. Galen está asustado por el poder tan destructivo que ha conjurado, y como suele hacer desde la muerte de sus padres, eso hace que se encierre más en sí mismo. Elric le explica a Galen la derivación del hechizo de destrucción y le dice que ha sido un genio inventándolo. Sin embargo, no debe usarlo nunca más. Elric advierte a Galen que no debe tener una relación sentimental con una maga, las relaciones entre magos no suelen ir bien.

Galen es el encargado de organizar la ceremonia de Ordenación, la ceremonia de los aprendices de crisálida que va a tener lugar esa noche, con ayuda de Gowen y Carvin. Galen sigue pensando en el hechizo que convocó, y lo que significa.

Entra en las tiendas para asegurarse de que todos tienen lo que necesitan para esa noche, y se pierde, confundido por unas paredes conjuradas. Se encuentra con Isabelle, que se está escondiendo de Elizar, que la ha estado siguiendo. Hablan sobre su madre Burell y la búsqueda que esa tecnomaga ha realizado para entender la tecnología. Cuando sale de allí, Galen se encuentra con Morden, que le quiere hacer una pregunta.

Burell, que está muy enferma, invita a Elric a una reunión privada, y en esa reunión la maga le enseña pruebas de una migración en masa, en esa migración hay drakh, streib y wurt, y que han pasado por su planeta base, Zafran 8 y se dirigen a los Confines. Burell teme que las sombras se dispongan a volver a Z'ha'dum. Le ruega que saque esta cuestión en el Círculo.

De camino a la ceremonia de Conversión, Galen se encuentra con Elizar hablando con Isabelle. Elizar quiere saber cuál es el secreto del escudo de Isabelle. No entiende como sus espinas no lo penetraron. Se decepciona al saber que el éxito de este escudo se debe al fino entretejido de las energías en él, y no a que sea un nuevo tipo de escudo. Después de saberlo, Elizar quiere conocer el secreto del hechizo de Galen. Galen se niega a explicárselo, ya que es demasiado peligroso. Elizar se enfada porque todos intentan guardar secretos ante él. Empieza (creen) a atacarles con sus espinas, Isabelle reacciona instintivamente y activa su escudo, y Galen invoca su hechizo de destrucción. Galen intenta modificar su hechizo, pero una explosión les manda a él y a Isabelle por los aires, y Elizar rompe en llamas.

Capítulo 5 (p. 91) Hasta las tiendas arden en llamas. Galen corre hacia Elizar, pero Elric llega antes en una plataforma voladora. El brazo de Elizar está chamuscado. Elric le ordena a Galen que cure a Elizar, pero Galen fracasa. Ing-Radi se encarga de ello. Fa ha visto el incidente, y ahora tiene miedo de su amigo.

El Círculo se reúne por la mañana. Primero, Ing-Radi informa del estado de Elizar: se recuperará, pero su brazo no se curará del todo. En cuanto a lo que ha ocurrido entre los tres aprendices: Isabelle habla primero. Galen declara en segundo lugar, y se culpa de todo, ya que tenía prohibido utilizar el hechizo. (Como aprendices, tenían prohibido conjurar cualquier hechizo en ausencia de sus maestros). Elizar afirma que él sólamente estaba intentando conjurar una imagen que inspirara a los otros a cooperar con él, aunque eso fuera una equivocación. Después pide clemancia para los demás.

Blaylock exige saber de qué amenaza estaba hablando Elizar con los demás. Elizar dice que sobre "el estancamiento y la decadencia", pero Blaylock no se lo cree. Elric está seguro de que Elizar, y también Kell, ocultan algo.

Los aprendices entonces deben retirarse para que el Círculo delibere. Se le dará una pequeña reprimenda a Isabelle. A Elizar también se le dará una leve reprimenda, aunque Blaylock no está de acuerdo, cree que le deberían expulsar. Para Galen todo indica que se le va a expulsar, hasta que Kell habla a su favor, convence a Elric de que él sabe acerca de la existencia de las Sombras, y quiere a Galen como arma. Finalmente acuerdan darle una fuerte reprimenda a Galen, y que después le harán un test secreto. Si Galen vuelve a equivocarse en este test, utilizando el hechizo, entonces le "desollarán" (=le sacarán la tecnología que tienen en el cuerpo; y de ese modo morirán).

Capítulo 6 (p. 114) Galen acude a la presencia del Círculo, esperando ser expulsado, y empieza por pedir perdón por su mala actuación. Para su sorpresa, simplemente recibe una reprimenda.

En Conversión, cada uno de los iniciados expresa las razones por las cuales quieren ser tecnomagos. Mientras tanto, en la ceremonia de Existencia, los tecnomagos responden a la misma pregunta. Después, Galen y los iniciados se retiran, cada uno por separado, a la espera de que les reten. Un mago pone a Galen en un laberinto dentro de su propia mente, en el que tiene que perseguir a otra figura. Galen resuelve el puzle y atrapa a un rejuvenecido Kell, quien le empieza entonces a hacer preguntas. Al final, Galen confiesa que él es el mago que tiene el secreto de la destrucción que nunca debe ser utilizado.

En la ceremonia final, Galen y los demás se quitan sus crisálidas, reciben sus implantes y se convierten en tecnomagos

Diciembre 2258 (p. 129)

Capítulo 7 (p. 131) Galen está en su habitación cuando Fa viene a visitarle. Está pensando en que quizá debería visitar a Elizar y arreglar sus diferencias, cuando en ese momento llega sobre una alfombra voladora para invitarle a él y también a Fa a un picnic. Hablan de las investigaciones de Isabelle en su crisálida, ha averiguado que la crisálida está hecha en su mayoría de neuronas y células similares a las células madre, y que además éstas contienen una combinación de su ADN y de otro ADN.

Elric y Burell están ante el Círculo, mostrando las pruebas de la reaparición de las Sombras. Kell no reconoce que eso él ya lo sabe. El Círculo decide enviar una misión secreta a Zafran 8 para recoger más datos. Burell es rechazada para la misión, pero Kell propone a Isabelle y recomienda que Elizar la acompañe. Elric se da cuenta de que Kell quiere que la misión vaya lentamente, y que esté bajo su control. Blaylock sugiere que Galen debe ir en vez de Elizar; ese sería el test o prueba que pensaban hacerle a Galen.

Galen recibe su bastón de manos de su ex maestro, Elric. Tras despedirse de Fa y de Elric, Galen parte hacia Zafran 8 en la nave de Burell.

Capítulo 8 (p. 156) Las investigaciones prohibidas de Burell están por toda su casa, y Galen Galen tiene que jurarle que no informará de lo que ha visto a nadie. Él dormirá en la habitación de Isabelle, mientras que ésta dormirá junto a su madre por si la necesita durante la noche.

Burell muestra a Galen las diversas sondas que ha puesto en el planeta y sus claves de acceso. Después le enseña su demonio de ordenador Johnny --tiene el cuerpo musculado y la cabeza de John Sheridan--. Johnny informa de la presencia de una nave narn, el Khatkhata, en el puerto, transportan suministros y pasajeros a los Confines. Burell sugiere a Galen que visiten el Hotel Strauss, lugar en el que la tripulación de la nave se aloja. Isabelle le da a Galen un programa de traducción de narn.

En el hotel, Cadmus Wilcox, el jefe, le dice a Isabelle que los narns le están poniendo nervioso; ella le ofrece protección, y se hacen pasar por adivinos. En el hotel ven a Tilar, un mago aprendiz expulsado. Tilar se les acerca, contento de verles. Isabelle le cuenta que tiene que volver pronto a casa para cuidar de su madre enferma. Tilar le habla de lo que ha hecho desde que se abandonó la orden, la verdad (aunque piensa Isabelle que Tilar sabe que de haber mentido ellos se hubieran dado tiempo). Tilar les pregunta qué respondieron ellos a la pregunta de Conversión, y después les pregunta qué querrían si sus poderes fueran ilimitados. Cuando Tilar se ha ido, Galen e Isabelle se preguntan por qué Tilar estaba allí y de qué iba este encuentro.

Capítulo 9 (p. 176) Elric está estudiando la grabación de una sonda que registró el ataque de Galen sobre Elizar. Se da cuenta de que hay algo nuevo: se ve a Morden en el fondo, observando. Se supone que no podía haber ningún forastero en los alrededores. Después, accede a más grabaciones y se percata de que Morden ha estado por toda la zona y que ha hablado con muchos magos. Después volvió a Tain, pero en vez de ir al Rook (Grajo) se dirigió al puerto espacial y despegó. Elric manda un mensaje a Alwyn para preguntarle de qué había hablado con Morden. Según cuenta le preguntó una y otra vez "¿Qué quieres?" hasta que Alwyn le mandó a paseo. Después, Elric accede a la base de datos de la Tierra para buscar a Morden por el nombre, y siguió hasta encontrarle. Morden se supone que está muerto, se perdió con su nave, el Icarus en 2257. Había perdido a su mujer y su hija en un accidente con una puerta de salto el año anterior.

Galen e Isabelle tienen un informe, y Elric realiza un encantamiento de electrones para traerlos a su presencia en realidad virtual. Ellos le hablan de que han estado observando a los narns. Elric les habla de Morden y de su aparición en las grabaciones. Galen dice que Morden había hablado con él durante una de las convocatorias, y que curiosamente acababan de tener una conversación similar a esa con Tilar.

Dos días después, han averiguado bastantes cosas, pero nada importante respecto a las Sombras. No han conseguido colocar un repetidor FTL para sus sondas dentor de la nave, de modo que se les ocurre la idea de colocar un repetidor dentro de un regalo que le van a hacer al capitán de la nave narn: breen. Por desgracia, hacer breen es mucho más difícil de lo que creían. Consiguen la ayuda de un narn jubilado que vive en el planeta y aprenden como se hace breen, aunque sea con ingredientes sucedaneos.

Capítulo 10 (p. 195) Los narns partirán en unas horas, y Cadmus Wilcox le va a dar el breen al capitán como regalo personal. Galen consigue un primer cliente, un humano, pero no consigue resultados demasiado buenos, porque es demasiado sincero. Isabelle intenta darle algunos consejos. Después, una narn, va a que Isabelle le lea el futuro. G'Leel se encuentra en una disyuntiva moral, pues sabe que está ayudando en la construcción de una gran máquina de guerra. Isabelle le dice que puede elegir luchar, y contarles a los magos todo lo que sabe. La narn les habla de sus viajes anteriores a Thenothk, lugar donde están construyendo la máquina. En la última puerta de salto, toda la tripulación excepto el capitán se quedan encerrados en sus habitaciones hasta que termina el viaje, de modo que no sabe exactamente dónde está Thenothk. Durante el último viaje G'Leel salió para ver cómo era la nave que les escoltaba hasta su destino. Lo describe como una especie de cangrejo. Sus pasajeros son escrutadores humanos congelados. Isabelle le habla a G'Leel acerca de las Sombras y le aconseja que lo mire en el Libro de G'Quon (ya que G'Leel nunca lo ha leído). G'Leel les explica cómo pueden encontrar al drakh que le da al capitán las instrucciones.

Gracias a una sonda colocada en el capitán, le ven ir hacia un edificio, en el que recibe su paga. El capitán habla con un humano llamado Brown, y con un drakh. El demonio Johnny entra en el sistema de datos drakh y consigue información sobre los suministros a un planeta del que no se revela el nombre.

Como están en la zona, van poniendo sondas móviles en la puerta del edificio, programadas para buscar al drakh. Algunos entran, y cuando miran al drakh, a veces hay interferencias que obscurecen algunas o toda la imagen. El drakh tiene acceso a grandes sumas de dinero pero él no se queda nada, y no hace nada más que trabajar, comer y dormir. Burell dice que el drakh es como un monje, dedicado a una causa santa.

Poco después Burell sufre un ataque, a consecuencia del cual pierde sus poderes. Necesita explicarles algo a Isabelle y Galen, si le escuchan.

Capítulo 11 (p. 215) Burell les da acceso a sus archivos a Galen y a Isabelle, y también les hace un resumen de sus investigaciones. Consiguió una muestra de su tecnología por ser la primera en llegar tras la muerte de un mago --que murió de viejo-- y porque sacó esa muestra de su cadáver. Finalmente descubrió que de todos los transceptores que tenía en el cuerpo, el que está situado en la base de la espina dorsal, no parece tener ninguna función. Tras intentar estimular la respuesta al enviar más señales exóticas a este transceptor, un día la tecnología dejó de responder. Como pensó que tal vez la tecnología dejó de funcionar porque llevaba demasiado tiempo fuera de su huésped, Burell decidió mandar una señal a su propio transceptor. Como había ocurrido anteriormente, la primera vez el transceptor envió una respuesta que no logró descifrar, pero la segunda o tercera vez su tecnología se quedó inerte, y como consecuencia Burell dejó de poder hacer conjuros y se quedó parcialmente paralizada. Su estado es permanente, y los intentos de su cuerpo por compensar la pérdida de la tecnología la han dejado con una incapacidad crónica. Se está muriendo.

Burell prohibe a Isabelle que la intente curar por miedo a que ella pueda ser víctima de la misma parálisis. Pero Galen e Isabelle le ofrecen ambos transferirle algunos orgánulos, que podrían aliviarle su condición y que Burell pudiera así dormir cómoda.

Isabelle le regala a Galen una bufanda tejida con una cenefa de protuberancias, que por lo visto contiene un hechizo que Galen tiene que descubrir por sí mismo. Isabelle le habla sobre el Pozo de la Eternidad, una potente fuente de tecnología que ella podría estudiar. Acuerdan que lo buscarán juntos.

Después, por la noche van a la guarida del drakh y entran gracias a una tarjeta maestra que Alwyn le había dado a Galen. Mientras el drakh duerme, colocan una ilusión en su mente, para que el drakh crea que su "dios" le habla, le hacen preguntas para descubrir si las Sombras están detrás de toda la actividad que hay en la galaxia. Descubren que los primeros movimientos de la guerra ocurrirán en tan sólo unas semanas. Cuando el control de Galen sobre la mente del drakh se debilita, el drakh da un aviso, y llega una Sombra, que penetra en el escudo de Isabelle sin apenas esfuerzo. En vez de atacar, la Sombra les habla por medio del drakh (ellos pueden sentir las transmisiones entre la Sombra y el drakh) y les invita a que se unan a su causa. Los magos huyen a la calle sobre una plataforma voladora, y después corren hacia el subterráneo.

En la estación subterránea, se les aparece de nuevo una figura que les invita a que se unan a las Sombras y les promete curar a Burell. Isabelle se siente provocada y dispara contra la figura. Debido a la luz que emite, logran reconocer a Tilar, que de algún modo ha conseguido una crisálida. El escudo de Tilar desvía la llama y logra escapar.

Capítulo 12 (p. 235) Galen e Isabelle están en el encantamiento de electrones de Elric, informándole de sus averiguaciones y de su difícil escapada. Elric pedirá al Círculo que les haga volver, ya han hecho suficiente. Más tarde, Galen está buscando grabaciones de sondas de otras transmisiones entre Sombras y drakh, al tiempo que Isabelle intenta descodificarlas. Finalmente Isabella lo hace con éxito. Pero sus han sido destruídas, y es necesario estar a tres pies de la flota drakh y en línea con las Sombras para interceptar las transmisiones. Deciden realizar otro intento de invasión de la guarida del drakh.

Elric habla al Círculo. Herazade y Blaylock no quieren hacer volver a los iniciados, pero Kell es quien da el voto decisorio --no quiere perder su arma--. Elric envía la orden de que vuelvan, pero no recibe respuesta. Empuja a Burell a un encantamiento de electrones para que ésta le diga qué es lo que está pasando. Galen e Isabelle se han ido para conseguir pruebas. Elric le pide que los encuentre y que les haga volver a Soom.

Capítulo 13 (p. 249) Galen e Isabelle están entrando en el edificio del drakh, en el piso de arriba, tan lejos como sea posible del sótano, que es donde se haya el drakh. En ese momento llega el mensaje de Elric. Pero no lo leen. Bajan al primer piso, e introducen el amuleto de Isabelle --que está cargado de tecnología, al igual que el bastón de Galen-- por un respiradero para poder captar la señal de las Sombras. Alguien descubre su presencia, y la Sombra se apodera de Isabelle para hablar directamente con Galen. Galen deja caer el amuleto, coge a Isabelle y consigue escapar con la plataforma volante, con el enemigo siguiéndoles sobre la plataforma de Tilar, y disparándoles.

Llega Burell, junto con otras cinco imágenes falsas de sí misma, lanzando bolas de fuego contra el enemigo, pero las Sombras logran fácilmente distinguir cuál es la Burell de verdad y dispara contra ella, matándola.

Galen huye al hotel, le dice a Wilcox que dispare su PPG tan pronto como los que le siguen entren en el hall, y se esconde junto con Isabelle tras la barra, debajo del escudo a prueba de sonido. La Sombras sabe exactamente donde están y el drakh se dispone a disparar, pero Wilcox dispara la pistola, desencadenando así el hechizo de protección de Burell, una onda sónica que deja a todo el mundo ko excepto a la Sombra. Galen de nuevo sale volando, y poco después la conexión de la Sombra con Isabelle se rompe.

Galen coge en brazos el cuerpo de Burell, e Isabelle llama a Johnny el demonio del ordenador, le dice que Burell está muerta. Johnny tiene que darles a ellos los archivos de su madre y después debe destruír su lugar de poder. La explosión que se forma llega a la ciudad y destruye el amuleto y la nave de Burell que hay en el puerto espacial. Ocultarán el cuerpo de Burell y escaparán con el en la próxima nave que salga del planeta.

El Círculo escuchará a Galen y a Isabelle cuando lleguen. Le piden a Galen que llame a Elizar, que es el que más cerca está, para que les recoja tan pronto como lleguena su destino en Brensil.

Capítulo 14 (p. 266) Galen e Isabelle se han disfrazado de pareja de luna de miel, y han subido a una nave de transporte con destino a Brensil, antes un puerto minero y ahora básicamente una ciudad fantasma (o planeta). Han contactado con Elizar y han recibido confirmación de que les recogerá. Pasarán los dos días de viaje disfrutando de su amor. Elizar se encuentra con ellos cuando desembarcan. Razeel llevará el cuerpo de Burell a su nave mientras los demás van a buscar comida en un restaurante cercano. Tras encargar la comida, hablan de la advertencia que Elizar les hizo sobre la amenaza de la que había querido hablarles. Ahora que Galen e Isabelle conocen esa amenaza, puede contarles más. El Círculo les ha traicionado ocultándoles que conocían de esa amenaza. Los tres pueden descubrirlo ante los tecnomagos y de ese modo podrían derrocar la autoridad del Círculo. Y Elizar les exige a Galen e Isabelle que le juren lealtad ahora. Cuando ellos se niegan, el drakh y Tilar aparecen y les atacan. Elizar enseguida se quita de enmedio. Las salidas están cerradas, así que Galen utiliza su bastón para abrir la pared del restaurante, pero es derribado por la explosión. La pared ha sido reforzada por un hechizo de contención, de modo que están atrapados.

Capítulo 15 (p. 283) Galen conjura una gran bola de fuego y derriba al drakh, pero Elixar y Brown toman su lugar. Razeel se a unido a Tilar. Galen consigue hacer que Tilar retroceda, pero no logra nada más, además Isabelle está teniendo problemas para mantener en alto su escudo. Elizar ataca con sus espinas mientras Galen utiliza una explosión más concentrada desde su bastón para poder abrir una brecha minúscula en la pared y en el escudo. Le dice a Isabelle que utilice su escudo para agrandar el agujero, y cuando el ataque de espinas se detiene, él lanza su rayo concentrado en dirección a Elizar. Isabelle abre el agujero unos treinta centímetros, y entonces Elizar conjura una sola espina enorme y se la lanza a Galen e Isabelle. Galen está tentado de utilizar su hechizo de destrucción, pero decide permanecer fiel a su promesa. Galen sabe que Isabelle no podrá resistir la espina, de modo que la cubre con su cuerpo. Pero Isabelle ha utilizado su escudo para cubrirle a él, y la espina atraviesa su cuerpo, mientras que Galen queda ileso.

Galen sale con Isabelle en brazos a través del agujero, y se dirige al transporte, pero cuando están a punto de entrar, la nave explotan. Entonces Galen desciende dos millas bajo tierra, en las habitaciones abandonadas de unos mineros. La espina ha llegado a la cuerda espinal de Isabelle, y sube hasta el cuello. Galen intenta salvarla, pero no lo consigue. Oye pasos en la distancia, y cuando sale Galen se encuentra con Morden. Le ofrece salvar a Isabelle, pero Galen lo rechaza. Cuando Morden se va, Galen vuelve junto a Isabelle, a tiempo para verla morir.

Tres días más tarde, Elric llama a Galen a su encantamiento de electrones. Galen se ha escondido bien; han estado buscándole. Carvin ha ido hasta Brensil para llevarle a casa, pero no le encuentra. Galen vuelve a la superficie con el cuerpo de Isabelle, y Carvin va a su encuentro.

Capítulo 16 (p. 302) Anna y su nave hermana destruyen el puesto avanzado narn del Cuadrante 37. La guerra ha comenzado.

En Soom, en la convocatoria, queman el cuerpo de Isabelle. Galen se presenta ante el Círculo. Informa de todo lo que ha dicho y hecho, terminando su narración con el asesinato de Isabelle a manos de Elizar. Kell no puede aceptarlo al principio. Blaylock exige que Kell cuente toda la historia. Explica que tentó a Elizar para que leyera información que, esperaba, hiciera que buscara pruebas del retorno de las Sombras, sin que supiera que se le había enviado. Pero ahora resulta que Elizar se ha vuelto contra los magos. Kell está desconsolado y dimite del Círculo.

Los restantes miembros del Círculo escuchan el resto de la historia de Galen. No menciona que tiene ahora los secretos de las investigaciones de Burell, ni tampoco el hechizo de traducción del idioma de las Sombras de Isabelle. Cuando sale, Carvin le entrega las cenizas de Isabelle. En secreto decide llevar las cenizas al Pozo de la Eternidad.

El Círculo delibera y finalmente decide crear un lugar donde ocultarse para esperar desde allí la llegada de la inminente guerra.

Enero 2257 (p.327)

Capítulo 17 (p.329) En Babylon 5, Kosh analiza la información que recibe acerca de la creciente actividad en la galaxia. Los centauri celebran y los narn lloran la destrucción del Cuadrante 37. Los humanos lloran la muerte de su presidente. Pero el Comandante Sinclair ha sido destinado a Minbar, donde deberá reorganizar a los Rangers, y Delenn se está transformado. Y Kosh ha estado observando todo lo que ha ocurrido entre los fabulistas. Si su decisión de partir es cierta, entonces que se vayan.

Galen está de luto y se prepara para obedecer al Círculo, ahora su compromiso con el Círculo es lo único que le mantiene activo.

Accede al repetidor que él e Isabelle habían colocado en el contenedor de breen, y gracias a él observa a la tripulación del Khatkhata. Están descargando en Thenothk (o eso creen) sin embargo, según las coordenadas que consulta Galen, en realidad están en Tau Omega. Elizar y Tilar están allí. Elizar necesita probar a los telépatas congelados y seleccionar a uno para que se convierta en su arma secreta.

FIN