EL FIN DE LOS TECNOMAGOS 2: CONVOCANDO A LA LUZ

CAPÍTULO POR CAPÍTULO

¿QUÉ ERES?

"El obstáculo más grande para el descubrimiento no es la ignorancia, es la ilusión de la ignorancia" -- Daniel J. Boorstin

Enero 2259 (p.1)

Capítulo 1 (p. 3) Kosh ha observado Thenothk durante mil años, mientras las máquinas Sombra terraformaban el planeta, y más recientemente mientras las Sombras y sus sirvientes construyeron ciudades, y todavía más recientemente cuando los preparativos de la guerra se han convertido en obvios. Ahora ve que los fabulistas también han puesto sondas para observar a las Sombras. Para asustar un poco a los fabulistas, Kosh destruye las sondas. Un crucero Sombra se eleva desde el planeta, y Kosh se retira hasta un punto más seguro.

Anna está transportando a tres tecnomagos y a una telépata desde Thenothk hasta un punto de encuentro en el espacio. Se siente incómoda por tener que llevar a estas criaturas, sobre todo a la telépata, y también con la misión, ya que no es exactamente el tipo de misión que suele hacer. Sin embargo, está dispuesta a hacer las cosas bien, ya que el Ojo le ha dicho que su misión es esencial para la victoria.

Kell llega a su nave y con ella entra en Anna. Tan pronto como Kell sale de su nave, y está bajo el control de los otros magos, Anna expulsa la nave y la destruye. Por las órdenes de Elizar, tortura a Kell. Kell ha ido hasta allí para ver su fracaso y para morir, según dice. No sabe dónde está el escondite de los tecnomagos.

Se convoca a la telépata. Es joven y delgada; tiene los cabellos largos, rubios y rizados, lleva un vestido rosa ajustado, y se la conoce con el nombre de Bunny. Es una P12, una sociópata, y una psicópata a la que le gusta hacer trizas las mentes de otras personas. Su trabajo hoy es extraer de la mente de Kell, la localización del escondite de los tecnomagos. La resistencia de Kell no es rival para ella, y justo cuando Bunny está consiguiendo entrar en la mente de Kell, éste muere, provocándose a sí mismo un ataque al corazón. Bunny no logra extraer el escondite de su mente, ya que nunca lo conoció, pero sí capta el lugar que él deducía.

Elizar empieza a desollar el cuerpo de Kell, pero Anna no se fija en eso. Está ya pensando en su próxima misión.

Capítulo 2 (p. 26) Mientras Galen hace el equipaje para irse de Soom para siempre, se topa con el libro favorito de Fa, que ella se había dejado allí la última vez que le visitó. Lo destruirán si lo deja allí, así que va a visitarla a su casa para devolvérselo. Como él se siente incapaz de enfrentarse a ella, decide conjurar el personaje del libro para devolvérselo. También le envía el anillo de su padre, al que Fa admiraba y que para Galen le recuerda la muerte de sus padres.

Elric destruye su lugar de poder y todo lo demás que había en el planeta. La desconexión del planeta le deja muy debilitado. Galen y Elric suben a bordo de sus naves y parten. Galen controla ambas naves, mientras el debilitado Elric descansa.

Capítulo 3 (p. 42) Galen y Elric entran en el sistema Selic y se disponen a tomar tierra cuando una tercera nave llega al lugar, con el símbolo de Kell. Galen, que recuerda como las manipulaciones de Kell habían provocado la muerte de Isabelle, está pensando en destruír la nave, pero Elric le envía un mensaje diciendo que Kell no le responde y que no detecta signos de vida a bordo. La nave aterriza, y Elric y Galen la siguen.

La zona de aterrizaje son unas instalaciones abandonadas, que se construyeron hace dos siglos en un planeta helado por una secta religiosa que se extinguió cuando la corrupción y la mala dirección les dejaron sin comida. Maskelyne ha hecho de este planeta su lugar de poder.

Esta no es la nave de Kell, es la de Elizar, oculta. Pero dentro de ella está el cadáver desollado de Kell. Los magos llevan el cuerpo dentro de las instalaciones, y Blaylock le indica a Galen como debe destruír la nave. Su presencia muestra que las Sombras saben dónde se hayan, y eso puede ser peligroso en sí mismo.

Capítulo 4 (p. 59) Dentro, Galen rompe el protocolo y planta una sonda sobre Alwyn y así escucha a su conversación con Elric. Alwyn quiere que Elric convenza a Herazade o a Ing-Radi de que cambien su decisión, para que puedan quedarse a combatir contra las Sombras. Elric duda de que eso se pueda hacer, y además es demasiado tarde. Todos los magos que han destruído sus lugares de poder se han quedado demasiado debilitados para poder luchar, queda tan sólo Alwyn (que se ha negado a eso) y los magos que nunca han tenido un lugar de poder como tal. Es evidente que hablan de secretos que el Círculo continúa escondiendo a los demás, y Elric cree que aunque logren ocultar esos secretos con éxito, igualmente no sobrevivirán. algunos magos no han conseguido llegar, y Alwyn y Carvin lograron escapar de un ataque en el camino hacia el lugar de reunión.

Capítulo 5 (p. 81) Elric está exhausto y atacado de dolor. El Círculo va a volver a reunirse, y Galen detiene a Elric cuando se dirige hacia él. Le exige que el Círculo revele sus secretos pues esos secretos están matando a los tecnomagos. Elric le recuerda su compromiso al Código y al Círculo, y parte hacia la reunión.

Capítulo 6 (p. 93) El Círculo ha concluido la reunión y ahora los quinientos tecnomagos se reunen en la sala principal. Todos partirán de inmediato. El contingente principal irá directamente hasta el nuevo lugar de reunión. Otros tres grupos tendrán unas tareas especiales: Herazade dirigirá al primer grupo directamente hasta el escondite para asegurar y prepararlo; Elric e Ing-Radi dirigirán al segundo hasta Babylon 5 para despistar a las Sombras y que éstas crean que su escondite está en otra parte; y Blaylock y Circe intentarán descubrir lo que las Sombras saben y cuál es su estrategia.

Galen habla ante el Círculo y dice que él debe acompañar al tercer grupo. Deciden cederle a Galen el lugar de Circe en la misión.

Febrero 259 (p. 111)

Capítulo 7 (p. 113) Elric y algunos más están en un transporte que va a Babylon 5. Está preocupado porque tiene que engañar a las Sombras sin recurrir a las ilusiones, ya que las Sombras pueden penetrar en ellas. Galen viste la túnica que Isabelle le dio en vez de la lisa que él suele llevar, de ese modo podrá pasar más desapercibido. Él y otros dos serán los primeros en llegar como tecnomagos y que se perciba su llegada, sin embargo Alwyn y Carvin ya han llegado disfrazados de drazi y deberán evitar ser detectados por un tal Rabelna Dorna, un espía drazi de las Sombras. Portan una cinta púrpura y están metidos en una lucha entre las facciones verde y púrpura --una costumbre cuya semilla plantaron las Sombras hace mucho tiempo--.

Elric espera que la creencia arrogante que tienen las Sombras --que pueden exterminar a los magos cuando quieran-- y el hecho de que les guste trabajar a través de otros, juegue en su favor. El resto del grupo, cincuenta en total, llegará en los próximos días y cuando estén juntos tendrán que conseguir dar la impresión de que los quinientos tecnomagos están allí.

Rabelna, que viste ropas humanas y, a diferencia de la mayoría de drazi habla un inglés perfecto, sale de sus habitaciones. Alwyn y Carvin permiten que Rabelna escuche sus conversación en la que mencionan que un carguero drazi, el Zekhite, llegará allí dentro de diez días, una nave que los tecnomagos han alquilado para que les transporte. Rabelna decide irse de Babylon 5 inmediatamente.

El plan de Elric es hacer saber a las Sombras de la misión del Zekhite gracias a este encuentro casual. Espera que además averigüen, con otros informes, que una segunda nave, el Tidewell, pertenece a los magos y que llegará ese mismo día. Las Sombras entonces llegarán a la conclusión que el Tidewell es la nave señuelo --y la destruirán antes de que llegue-- y que el Zekhite es la verdadera, en la que planean partir. Sin embargo, existe una tercera nave. En ella irán veinticinco, bajo nombres falsos, en un transporte de pasajeros de lujo llamado Crystal Cabin, y que también saldrá ese mismo día. La mitad del grupo escapará, y la otra mitad se quedará dentro de la ilusión, y morirán dando la vida por los demás. Por esa razón, Elric ha seleccionado a algunos de los magos más viejos y más débiles, junto a algunos más jóvenes y más fuertes para ese tercer grupo.

Gracias a una sonda que Alwyn le ha puesto a Vir Cotto, los magos se han enterado por Lord Refa que Londo es la conexión entre las Sombras y el ataque al Cuadrante 37. También se han enterados los magos que Refa es propietario de un carguero, el Ondavi.

Justo cuando Refa abandona la estación, Elric sube a bordo con dos magos más, y se cuidan bien de que Londo les vea. Entran en fila india, evocando así un famoso cuadro de los tres magos que dieron su bendición al primer Emperador Centauri. A través de sus sondas, Elric ve y oye la conversación de Londo y Vir.

Capítulo 8 (p. 130) Blaylock y Galen están en un transporte de pasajeros de lujo con destino a Tau Omega, conociod también como Thenothk; va disfrazado de hombre de negocios que vende relés FTL --y eso les da una razón creíble para que transporten una muestra de un relé, gracias al cual podrán informar al Círculo--. Galen está estudiando la bufanda que Isabelle le regaló, intenta entender el hechizo del lenguaje de Isabelle, para así poder traducir el hechizo de traducción Sombra a su propio lenguaje de hechizos.

Se percatan de la presencia de Rabelna Dorna, y Blaylock averigua gracias a unos informes, que Rabelna viene de Babylon 5 y que ha realizado la última parte de su viaje a una velocidad más alta. También deducen que Rabelna es espía. Probablemente lleva información sobre los tecnomagos que hay en Babylon 5, pero puede también ser la información que Elric quería que Rabelna transmitiera.

Están hablando sobre las investigaciones de Burell e Isabelle, cuando en ese momento llegan a Thenothk.

Capítulo 9 (p. 145) Vir va camino del Bajo Fondo, busca a los tecnomagos, como lleva haciendo desde hace varios días. Ing-Radi y Elric ven e interceptan una transmisión del Canal Oro terrestre. Un Senador terrestre quiere que Sheridan detenga a los tecnomagos como sea. Se dan cuenta de que las Sombras están tras esa acción, y Elric tiene planeado lograr la colaboración de Elric, diciéndole la verdad. Entonces reciben la noticia de que el Tidewell ha explotado.

Carvin, una bella mujer centauri ha sido enviada para enncontrarse con Londo en el casino. Tiene que hacer creer a Londo que los magos necesitan desesperadamente otra nave.

Vir por fin "encuentra" a los tecnomagos y les hace llegar el mensaje de Londo, en el que les solicita audiencia. Va a comunicale el resultado a Londo al casino. Vir observa la runa del anillo de Carvin y se da cuenta de que ella es una tecnomaga.

Capítulo 10 (p. 161) Blaylock y Galen pasan por las aduanas de Thenotkh y van de camino a su hotel. La ciudad está llena de razas familiares, y también de drakh, streib, wurt y otras razas extrañas; y en todas partes se percatan de la presencia de las Sombras. Galen está seguro de que no sobrevivirán a esta misión, pero eso no le importa si antes logra encontrar y matar a Elizar.

Blaylock ordena a Galen que vaya al hotel y que trabaje en el hechizo de traducción. Él seguirá a Rabelna Dorna. Galen finalmente consigue avanzar y traducir el lenguaje de hechizos de Isabelle al suyo, y se sorprende al averiguar que en su lenguaje el hechizo de traducción queda reducido a un sólo término. Teme que sea inestable, al igual que su hechizo de destrucción.

Tras varias horas, Blaylock no ha vuelto; así que Galen se dispone a buscarle a través de las sondas que colocaron a Rabelna y a otros. No hay suerte. Pero al acceder a las sondas que tiene en la tripulación del Khatkhata, ve que éstos están en Thenothk. Deja una nota a Blaylock y se va en busca de G'Leel.

En Babylon 5, Londo se ofrece a hacer de mediador entre Sheridan y los tecnomagos. Cuando Elric es informado de que Ing-Radi ha caído.

Galen encuentra a G'Leel en un bar. Le explica que Isabelle ha muerto, muerta a manos del mago que subió a la nave de G'Leel para recoger a un telépata. G'Leel le habla del Centro de la Ciudad, en el cual se haya el gobierno, y también le habla acerca de la empresa Joncorp que está junto al gobierno, que va a ser destruído y será reconstruido con el mismo diseño. Además ha averiguado que Zha'dum está en el sistema Alfa Omega.

Galen le habla de un almacén que ha descubierto gracias a sus sondas, en el que hay armas Sombra que van a ser enviadas a los centauri. G'Leel le ruega que le permita ayudarle en su lucha contra las Sombras pero Galen le explica que en los planes de los tecnomagos no está luchar.

Blaylock está en una mesa cercana y ha oído la conversación. Regaña a Galen por haberse ido del hotel.

Capítulo 11 (p. 184) Elric está en la oficina del Capitán Sheridan, y la reunión no va demasiado bien. Había planeado despertar la simpatía del Capitán, pero en vez de eso siente que incluso él se siente enfadado y está empezando a gritar. Entonces llega Londo, al que pronto echan de la sala por haber puesto micros en la oficina del Capitán. Elric y Sheridan salen a dar un paseo; Elric logra entonces tener una conversación más amable con el Capitán. Cuando se despiden, le da a Sheridan uno de los diversos elementos que había preparado: un brote de naranjo.

Cuando Elric vuelve al Bajo Fondo, Morden sale a su encuentro. Elric siente que dos Sombras están con él. Le dice a Morden que la destrucción de su nave, el Tidewell, no les impedirá partir. Morden intenta conseguir que Elric se alíe con las Sombras, prometiéndole que le devolverán la salud. Cuando ve que eso no funciona, Morden amenaza a Galen. Elric quema a Morden con una bola de fuego y continúa. Las Sombras no hacen nada, por lo visto prefieren matarle junto con los otros magos una vez hayan salido con su nave.

Galen y Blaylock siguen a Rabelna hasta el Centro de la Ciudad. Anteriormente Rabelna había ido hasta allí para ofrecer información, y ahora tiene que entregarla. Lso magos observan a través de las sondas. Entonces un chillido llama la atención de Galen hacia el cielo, y ve una nave Sombra por primera vez. Está haciendo algo sobre la fábrica de Joncorp.

Los dos magos entran en el edificio con credenciales falsas que se corresponden con los ordenadores del Centro, cortesía de Blaylock. Suben hasta el piso de arriba y entran en la habitación en la que se halla Rabelna. Galen prueba su hechizo por primera vez, y consigue escuchar la conversación que tiene lugar dentro de la habitación. Rabelna ha vendido la información sobre Zekhite. Después de eso, varios drakh les descubren y deben huir. Se retiran a otra habitación, intentan hacer volar la ventana, pero ésta se repara sola. Blaylock vuelve a intentarlo y logra destruirla por un tiempo más largo, mientras Galen prepara muchas bolas de fuego para lanzar sobre la puerta cuando el drakh entre por ella.

Capítulo 12 (p. 208) Saltan por la ventana, saobre una plataforma voladora y, esquivando el fuego se alejan del edificio. Arriba, la nave Sombra les ve y descienden. Saben que ellos y los magos de Babylon 5 morirán si él no sabe reaccionar, así que Galen rompe la palabra que le hizo al Círculo. Utiliza el hechizo prohibido y así logra eliminar la nave Sombra; pero, mientras la nave Sombra cae, Galen se conecta a ella, y ve y siente lo mismo que la nave. Cuando la nave choca contra la tierra y queda destruída, lo único vivo es un cuerpo dentro del cuerpo --una mujer humana-- y cuando se rompe la conexión, se entera de cuál es su nombre: Anna Sheridan.

En Babylon 5, los magos han causado un auténtico caos en los sistemas de datos de Londo y ahora le están torturando con ópera narn. Preocupado por Galen, Elric le pide a Alwyn que vaya tras él. Alwyn se va, no sin que antes aquel le prometa cuidar de Carvin. Londo y Vir están ahora atrapados en las habitaciones de Londo; Morden se pone en comunicación con ellos y les ofrece su ayuda, y entonces la puerta se abre. Londo va a encontrarse con Morden. Elric está bastante seguro del plan que Morden piensa poner en funcionamiento, pero no se atreve a fisgar en esta reunión.

Galen se despierta en una cama dura, dolorido. Mira la hora y ve que lleva fuera unas treinta horas. En el caos de la huída, se ha roto la pierna por varios sitios, y también varias costillas. Blaylock se ha ido y él está en la habitación de G'Leel. Fuera, ésta está intentando persuadir al capitán de que permita que Galen vaya a bordo de su nave hasta el planeta (oculto, eso sí). Galen sale cojeando y exigiendo saber dónde estaba Blaylock. G'Leel no lo sabe, pero le da una nota. Blaylock ha ido en busca de más información, pero Galen no debe esperarle --debe enviarle un mensaje a Elric y después tiene que irse.

La sonda en Rabelna muestra a Galen donde se halla, tres cientos pies bajo el Centro de la Ciudad. Blaylock es capturado y Tilar y Bunny están esperando a que Elizar llegue. Galen decide ir hasta allí, y G'Leel quiere ayudarle.

En Babylon 5, el tiempo se acaba. El Crystal Cabin saldrá en cuatro horas, y todos los magos que vayan a sobrevivir tienen que subir a bordo de esa nave. Todos los drazi púrpura están esperando en el hangar donde está el Zekhite, esperando a que la tripulación verde de la nave salga de la nave. Lou Welch está informando a Sheridan de que se rumorea que los magos planean partir, pero todavía no ha averiguado cómo van a hacerlo. Londo se ha ido al Bajo Fondo para disculparse ante Elric. Un mensaje llega de Galen --las Sombras saben de la existencia del Zekhite y lo destruirán; Galen ha traducido el hechizo de comunicación, y está enviando los archivos; y Galen va a ir a rescatar a Blaylock y a matar a Elizar.

Capítulo 13 (p. 233) Galen y G'Leel se acercan a la zona de la Joncorp, y después descendieron y encontraron enterrada una nave Sombra que la otra nave había estado liberando. Hay un equipo de limpieza trabajando allí. Entran en un túnel y Galen le dice a G'Leel que sujete su pistola apuntándole a él, como si fuera un prisionero. Si se encuentran con alguien, ella debe decir que es parte del equipo de limpieza.

Abajo, Tilar y Elizar están discutiendo. Elizar está seguro de que Tilar ha hecho algo a Blaylock que ha estropeado su oportunidad de conseguir información del mago ahora muerto. Su cerebro ha quedado como desconectado. Tilar coje un cuchillo y empieza a desollar a Blaylock.

Galen y G'Leel pasan junto a dos alienígenas que portan una camilla. El cuerpo que hay sobre ella está marchito, y tiene en la cabeza el dispositivo que él había visto enviar a los centauri. Cuando pasan junto a él, coje a Galen por el brazo. Ha sentido la máquina y necesita unirse a ella. Galen la reconoce, es Anna. Galen logra liberarse. Inmobiliza a los dos alienígenas con tranquilizantes y ellos siguen adelante. Galen ordena a G'Leel que Anna irá con ellos, no quiere que Anna vuelva a ser esclavizada.

Cuando se acercan a la sala donde tienen a Blaylock, Galen alerta a G'Leel, conjura una pared falsa frente a ellos. Un grupo de soldados drakh pasan junto a ellos, y después varias Sombras. Uno se detiene frente a ellos y saca la cabeza por la pared falsa, destruyendo así la ilusión. Entonces Galen forma el hechizo de destrucción, matando a las Sombras y después a los drakh. Llegan hasta la puerta a la que se dirigen y se abre.

Elric está esperando para hablar con Sheridan. En el hangar de embarque los drazi verdes y púrpuras están empezando a crear disturbios, y pronto serán arrestados, de ese modo el Zekhite será inalcanzable. En el casino, Londo se ha vuelto a encontrar con Carvin. Ella le había hecho una apuesta antes, pero la habían interrumpido antes de que pudiera terminar de pronunciarla. Morden le acaba de asegurar que sea cual sea la apuesta, él ganará, de modo que le propone a Carvin una apuesta a ciegas --ninguno de los dos jugadores sabe qué pedirá el otro, si gana--. Londo pierde, para su sorpresa. Carvin le pide que le deje usar el Ondavi; Londo no puede decirle a nadie para qué necesita la nave, y tiene que estar lista para salir en dos horas. Además, por si Londo no lo tiene claro, si no le hace caso tendrá tras de sí la ira de quinientos tecnomagos.

Elizar saluda a Galen a través de una puerta abierta. Galen entra y cae al suelo. G'Leel lanza la camilla como distracción. Rabelna se gira para disparar a G'Leel, y desde el suelo Galen intenta conjurar el hechizo de destrucción, pero no ocurre nada. Rabelna dispara a G'Leel en la espalda y ésta cae al suelo. Elizar se mofa de Galen. Ha desconectado la tecnología del cuerpo de Galen.

Capítulo 14 (p. 258) Londo ha convencido a Refa para que le entregue el Ondavi. Sheridan finalmente ha regresado a su oficina, donde le espera Elric. Elric necesita la ayuda de Sheridan, ya que hay enemigos que intentarían evitar que los magos partieran. Sheridan le ofrece arrestar a todos los que les hayan amenazado, pero Elric dice que eso no funcionaría. Tiene otro plan mejor.

Galen sigue en el suelo, desorientado, enfermo. Se da cuenta de que su cuerpo se ha acostumbrado a depender de la tecnología que hay en él, y con mucha rapidez. Blaylock trabajó durante muchos años para entrelazar su tecnología con sus sistemas naturales, como parte de su búsqueda para "convertirse en uno con su tecnología". Esto explica su "apagón" mental, y ofrece la esperanza de que tal vez él pueda recuperarse si la tecnología se volviera a encender de nuevo. Galen también se da cuenta de que Elizar está algo debilitado, de modo que su tecnología también se ha apagado, y Tilar no tiene su crisálida, por eso el problema no le afecta. De modo que no se trata de un hechizo, sino que algún dispositivo exterior lo provoca.

Elizar echa a los demás fuera para hablar en privado. Galen se arrastra hasta Blaylock y hace torniquetes con el pañuelo de Blaylock y la bufanda de Isabelle. Después se arrastra hasta G'Leel y se sorprende al ver que todavía respira. Su pistola ha desaparecido. Quizá la pistola esté al otro lado de la camilla. Elizar vuelve a invitar a Galen a que se una a él. Y entonces tira la bomba: el Círculo no es quien construye la tecnología: son las Sombras las que la fabrican para ellos. Los tecnomagos llevan mil años aceptando ese regalo, y ahora que las Sombras necesitan su ayuda a cambio, los tecnomagos se niegan a dársela. ¿Cómo piensa Galen que Tilar ha conseguido su crisálida? le pregunta. Ahora Elizar descubre cuáles son sus motivos: quiere trabajar con las Sombras para descubrir los secretos de la tecnología que tienen en el cuerpo, y después conseguirla. Necesita el arma de Galen, al igual que necesitaba el escudo de Isabelle. Él no quería matarla, pero su negativa le puso ante una situación imposible. Si no la hubiese matado, las Sombras ya no hubieran confiado más en él.

Mientras están hablando, Galen ve la pistola --está en la camilla, bajo un pliegue del traje de Anna--. Elizar quiere saber la localización del escondite de los magos, pero tan sólo Blaylock la conoce. Galen le pide que le devuelva el uso de su tecnología, pero Elizar teme que entonces Galen le mate. Cuando Elizar le explica que las Sombras saben del plan de los magos de irse a bordo del Ondavi, Galen le responde que cooperará si eso salvará los tecnomagos. Elizar quiere que venga Bunny. Ella podrá decirle si Galen está diciendo la verdad. Cuando Elizar llega hasta la puerta, Galen logra alcanzar la pistola. Cuando la puerta se abre, Galen empieza a disparar a los soldados drakh, pero Bunny le paraliza, y se le cae la pistola de la mano. Mientras tanto, Anna ha encontrado un panel de acceso y ha empezado a unirse a la nave.

Capítulo 15 (p. 284) Bunny está sondeando la mente de Galen, y éste intenta defenderse, construyendo el alfabeto en su mente. Anna sujeta la mano de Galen y la pone sobre el dispositivo que tiene ella en la cabeza. Galen está a punto de apartarla cuando se da cuenta de que el ataque de Bunny está empezando a cesar. Entonces sujeta la cabeza de Anna con la otra mano. Anna está intentando unirse a su tecnología al igual que hizo antes, pero por alguna razón no lo consigue. Anna localiza cuál es el problema --un transmisor en la base de la espina dorsal de Galen está recibiendo una señal de radio que bloquea la tecnología--. Anna localiza el origen de la señal y la apaga.

Bunny se da cuenta de lo que ha ocurrido y sale corriendo, Galen se libera de Anna. Bunny puede haber averiguado el engaño de los tecnomagos, tiene que matarla. Utiliza el hechizo de destrucción, y así mata al drakh, a Rabelna, y espera que también a Bunny. Pero Elizar logra escapar. Un dragón dorado despeja el pasillo de soldados drakh. Galen reconoce el dragón: es el símbolo de Alwyn, tiene que haber ido hasta allí para rescatarles. Envía un mensaje a Alwyn y averigua que en efecto, se halla cerca, pero ese no era su dragón, ya que todavía no ha logrado localizarles.

Galen y Blaylock escapan de la habitación, llevándose a G'Leel; encuentran a Alwyn, o una ilusión de él. El Alwyn falso ordena a un escuadrón de drakh que abran fuego. Galen siente una crisálida dentro de la ilusión: es Tilar. Galen le mata.

El verdadero Alwyn está volando por el Centro de la Ciudad. Galen le dice que aterrice en el agujero. Se abren camino hacia la nave de éste y la encuentran, oculta bajo la apariencia de una nave Sombra. Galen quiere que laylock y G'Leel suban a bordo, pero él quiere quedarse en tierra. Blaylock utiliza un engaño para que Galen suba a bordo, y después la nave despega. Cuando Galen recibe un mensaje de Elizar, se enfurece tanto que destruye las naves que les siguen, y después destruye el Centro de la Ciudad y el almacen con las armas destinadas a los centauri. Ve otra nave que viene desde el frente. También la destruirá.

Es la nave de Kosh. Está examinando a los magos. Si ellos no le atacan, eso será la prueba para los otros vorlons de que no hace falta destruír a los magos.

Capítulo 16 (p. 304) Elric está en la aduana, intentando estar sereno en los próximos minutos. Hay quinientos magos en fila, dispuestos a subir al Ondavi. Los guardias de B5 impiden que cualquier otro pueda acercarse. Tan sólo uno de cada diez de los magos es real, los otros son ilusiones. Para mantener a Morden alejado, una sección del techo del exterior de su habitación ha sido derribado. De los magos reales, uno de cada dos sale de la fila antes de entrar y vuelve atrás como para supervisar a los demás. Desaparecen discretamente, ocultándose tras ilusiones, y después suben a bordo del Crystal Cabin. Carvin está a punto de desaparecer cuando Londo llega. Siempre generoso, ha ordenado que ella se siente en la cabina con la tripulación. De ese modo, Carvin no podrá escapar, se ve obligada a subir a bordo del Ondavi con la tripulación.

Blaylock advierte a Galen que no debe atacar a la nave vorlon, y finalmente decide desistir. Kosh primero les bloquea el paso durante unos minutos, después satisfecho, se aparta y desaparece.

Cuando Elric está a punto de subir a bordo del Ondavi, Londo se le acerca para preguntarle si se ha terminado su castigo. Londo quiere que Elric le dé su bendición. Elric le dice que cuando le mira "veo una gran mano extendida sobre las estrellas. La mano es la suya. Y oído ruidos, el ruido de miles de millones de personas que gritan su nombre"... Londo responde "¿mis seguidores?" A lo que Elric responde "no, sus víctimas". Entonces Elric se dispone a subir a bordo. Se encuentra entonces rodeado de guardias y a John Sheridan. Ing-Radi le explicó a Sheridan la parte del plan que Elric no le había explicado, y finalmente habrá un pequeño cambio. Elric ve una ilusión de sí mismo embarcando en la nave, mientras que él es guiado hacia el Crystal Cabin. Se disfraza como el narn en el que Carvin debía representar y sube a bordo. A través de las sondas que hay en el Ondavi, Elric observa a los magos que morirán en la nave cuando ésta se dirija a la puerta de salto.

Capítulo 17 (p. 322) Tres días después, Galen observa a los supervivientes de la misión a B5, los ve llegar al punto de reunión. Él, Blaylock y G'Leel están practicamente curados de sus heridas. Alwyn se queda totalmente hundido al saber que Carvin ha muerto. Quiere que los magos vuelvan a alzarse y que luchen. Su única aliada es G'Leel. Elric pide perdón a Galen por haberle ocultado el secreto de la tecnología. Galen irá al escondite junto con los demás, aunque eso es lo último que desea hacer.

Capítulo 18 (p. 338) Mientras los magos viajan por el hiperespacio, Galen recibe un mensaje de Elizar. Está enfadado porque Galen no lograra avisar a los magos que había en Babylon 5 y quiere que vuelva para enfrentarse con él. Galen responde que un día matará a Elizar.

A los magos les queda sólo una parada más en su recorrido, en el sistema Lanep. La División de Nuevas Tecnologías de las Fuerzas Terrestres ha construído una base allí para estudiar los restos de la nave Sombra que encontraron en el lugar. Tienen que poner una sonda allí y un relé para observar lo que ocurre. Pero se encuentran con que los terrestres ya han construído una nave híbrida. La nave ha escapado de control y ha destruído la base. No habrá más investigaciones aquí, de modo que los magos se dan la vuelta sin dejar una sonda.

Galen no quiere dejar a la persona que hay en el corazón de la nave híbrida como esclava de la nave. Escucha una señal para ver si puede comunicarse con la nave, y en ese momento detecta la señal de socorro del Alférez Matthew Gideon, el único superviviente del EAS Cerberus, a la que la nave híbrida había destruído. Galen rescata a Gideon. El híbrido ataca, y sus oponentes de la Tierra cargan armas y la destruyen. Los magos ahora tendrán que hacer una parada más para dejar a Gideon en una cápsula de escape, en algún lugar donde le encuentren rápidamente.

Kosh observa a los tecnomagos mientras éstos parten.

Ahora vuelve a estar completa. Ha sido instalada en la nave que había estado excavando. Anna vuelve a ser un motor de caos y destrucción.